ASÍ VE MI COMPAÑERO/A

Gafas simulación de cartón
“Las mochilas listas, las pilas cargadas…. Este año va a depararnos muy buenas oportunidades y vamos a aprovecharlas. Crecer y disfrutar aprendiendo es el secreto. Con el fin de organizar …….. bla bla ..bla …bla…. Un abrazo muy fuerte.  Mi teléfono y mi email”.

Con este mensaje recordaba mi contacto a las familias del alumnado con discapacidad visual y/o auditiva que me ha sido asignado y daba comienzo el presente Curso Escolar.

Un mensaje, en el que expresaba las ganas que tenía de volver a trabajar en vivo y en directo. Las tecnologías nos ayudan mucho pero prefiero el calor humano al calor que desprende mi ordenador cuando se convierte en una tostadora tras llevar horas adaptando materiales, teniendo reuniones telemáticas con profesorado, departamentos de orientación, técnicos ONCE, compañeros/-as, familias, etc.

El reencuentro con los compañeros del Equipo, el hormigueo ante los nuevos retos, el hervidero de ideas, proyectos e iniciativas que cada septiembre motivan al Equipo Específico de Atención al Alumnado con Discapacidad Visual de Málaga (EEADV) a trabajar con y por el alumnado con ceguera y baja visión escolarizados en los Centros escolares de toda la provincia de Málaga. Todo ello y pensar que podemos hacer algo, por pequeño que sea, para hacer nuestro entorno más inclusivo, más plural y más humano.

Todas ellas, motivaciones muy parecidas a las que experimenta el alumnado, que vuelve a las aulas con incertidumbre sí, pero con ganas de recuperar su mundo,  a sus compañeros y todo eso que nos robó el dichoso virus.

El primer día de clase, es un punto clave en la vida de un niño/-a o adolescente. Máxime si tiene una discapacidad visual, auditiva, etc. Por ello, desde el Equipo pretendemos anticiparnos y coordinarnos con todos los actores de la comunidad educativa para que la experiencia sea lo más grata posible. Luego vendrán las adaptaciones de material, el asesoramiento para garantizar el acceso al curriculum, la propuestas de actividades de inclusión y sensibilización, etc.

Como primera actividad inclusiva, este año proponemos a los tutores de aula que realicen la actividad “Así ve mi compañer@”. Nada mejor que ponerte en “los ojos” de tu compañero/-a para hacerte una idea de qué se siente en un mundo que da más valor a unos sentidos que a otros. Con esta experiencia pretendemos que nuestro alumnado sea más paciente, más empático, más sensible, etc.

La actividad “Así ve mi compañer@” consiste en construir tus propias gafas de simulación de ceguera o baja visión (visión en túnel, visión periférica, pérdida de agudeza visual). Para construirla solo necesitarás: Cartulina o papel de alto gramaje (superior a 100 g/m2), unas tijeras, pegamento de barra, acetato y/o celofán ( también puedes utilizar las fundas multitaladro de polipropileno) y lo que es más importante, el modelo de gafas que puedes descargarte junto con la actividad Aquí.

Solo debes recortar la plantilla que te facilitamos y seguir las indicaciones- pasos que se señalan en la actividad y tendrás tus propias gafas que puedes personalizar y cumplen perfectamente con los protocolos COVID (son personales e intransferibles).

Para hacer la actividad accesible al alumnado con baja visión o ceguera, sigue las orientaciones que te ofrezca el profesional especialista del EEADV:

    •  Utiliza el tamaño de letra adecuado.
    • Usa un buen contraste ( papel blanco, tinta negra).
    • Repasa el perfil de las gafas con un rotulador edding de grosor 1,5 mm o superior.

En el caso del alumnado con ceguera, solicita al profesorado del EEADV la adaptación de la plantilla en relieve con ayuda del horno fusser y la transcripción del texto de la actividad a código Braille.

Sugiero repetir la actividad varias veces a lo largo del año, en diferentes disciplinas o cuando entendáis que el alumnado debe valorar el esfuerzo que sus compañeros/-as con diversidad visual realizan por seguir una clase diseñada por y para un mundo que va a toda velocidad y está basado en la imagen (fotos, videos, tik-tok, etc…).

Y recuerda, las personas que están los suficientemente locas para pensar que pueden cambiar el mundo son las que lo consiguen.

Os dejamos en esta presentación las imágenes con el proceso de creación y los modelos de gafas de simulación.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 Amalia Vioque Fernández.
Profesora del EEADV Málaga.