Geoplano inclusivo

El geoplano fue creado por el matemático egipcio Caleb Gattegno en 1960. Se trata de un material manipulativo formado por un tablero de madera o plástico, de tamaño variable, con una serie de puntos resaltados con clavos o chinchetas, en el que se utilizan unas gomas o cuerdas para formar las figuras.

Con él, se pueden construir formas geométricas, descubrir propiedades de los polígonos, aprender sobre áreas, perímetros, gráficas o incluso resolver problemas matemáticos.

Los  geoplanos convencionales que hay en el mercado tienen todos los pinchos, clavos o tachuelas que sobresalen del tablero y esto hacía muy compleja la discriminación mediante el tacto para nuestro alumnado.

 

Al no existir una alternativa en el mercado que se ajustase a nuestras necesidades decidimos adaptar y fabricar un geoplanto alternativo al convencional, en el que se sustituyó  la  presencia de tantos clavos por agujeros equidistantes entre sí  y distribuidos cartesianamente a un centímetro y medio unos de otros, con un grosor y profundidad establecida, en los que se van a introducir sólo los clavos para “dibujar” aquellas figuras  que queramos representar. De esta forma, al no tener la presencia de los restantes clavos del geoplano convencional, se prestará toda la atención en los que se marcan  y no se distorsiona ni se satura la información que ofrece el tacto.
Se realizaron varios prototipos hechos a mano, pero tenían el inconveniente de que  los agujeritos no eran exactamente perpendiculares al plano y esto suponía un problema a la hora de hacer una representación a escala y, gracias a la colaboración del Departamento de Carpintería del Instituto Virgen de la Esperanza de La Línea de la Concepción (Cádiz), que los ha fabricado usando un control numérico o plantógrafo, hemos podido hacer realidad nuestro proyecto de geoplano inclusivo.

El geoplano inclusivo nos ofrece una gran versatilidad ya que podemos usarlo en las distintas áreas del curriculum, ofrece mayor autonomía al alumnado a la hora de realización de las tareas y posibilita crear situaciones de trabajo que difícilmente se podrían llevar a cabo con otros materiales de una forma tan sencilla y rápida.

Os dejamos unas fotos a modo de ejemplo, dónde hemos usado el geoplano para representar funciones y figuras geométricas

o para representar el terreno de juego de un campo de Goalball, el lugar que ocupan los barcos en en el juego de “Hundir la flota”  o una representación de un dibujo.

Francisco Rodriguez y María Montiel Campos.
Profesores EEADV Málaga 

Quédate en casa con arte

Durante estas semanas, l@s especialistas del área de plástica del CRE de Sevilla,  nos han ofrecido  una serie de actividades artísticas para que lleguen a nuestro alumnado y a sus familias.

Estas propuestas se enmarcan dentro del programa “Quédate en casa con arte” que tiene como objetivo acercar al alumnado actividades adaptadas que puedan ayudarles tanto en el aspecto lúdico como formativo, pudiéndolas usar cuando sea oportuno tanto como trabajo escolar en la materia de educación artística, como ocio para realizar en estos días en los que se permanece más tiempo en casa. Os dejamos las actividades en estos enlaces.

MARCO DE FOTOS CON PASTA 

NAVEGAMOS EN BARCOS DE PAPEL

ORUGAS EN EL JARDÍN

ENTRAMADO TIRAS CARTULINA

FLORES PARA MAMÁ

FLOR DE SERVILLETA

ALMENDRO EN FLOR

Y en estas fotos os dejamos el proceso de elaboración de una flor de servilleta realizado por una alumna.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

          

Actividades para alumnado con sordoceguera de María del Carmen García Reina

En esta entrada os dejamos unas actividades que ha elaborado para su alumnado nuestra  compañera María del Carmen García Reina, mediadora de personas con sordoceguera. Son actividades que se pueden realizar con materiales que podemos tener por casa y así, disfrutar  un rato en familia con los más pequeñ@s.

Los mediadores y mediadoras trabajan para que a la persona con sordoceguera  le llegue el contenido de la información que le transmiten sus interlocutores, y además la contextualiza, e interpreta  las sensaciones, expresiones y emociones de quienes le rodean. El mediador provoca oportunidades de aprendizaje y le ayuda a relacionarse con las personas y con el entorno. Le anticipa constantemente lo que va a ocurrir, de modo que consigue una relación de afecto, complicidad y confianza.

Manos de un mediador y su alumnoSin lugar a dudas, en el mundo de la sordoceguera, la mediación no es importante, es fundamental e imprescindible para que las personas con sordoceguera estén conectadas con el mundo y de esta manera se favorece su inclusión.

Desde aquí, nuestro reconocimiento y solidaridad.
Mucha fuerza compañer@s🌈

ACTIVIDADES PARA EL CONFINAMIENTO EN CASA