4 de enero: Día Mundial del Braille

El 4 de enero se celebra el Día Mundial del Sistema de Lectura y Escritura Braille.
La Unión Mundial de Ciegos convirtió este día en celebración haciéndolo coincidir con la fecha de nacimiento de Louis Braille 1809 (Francia, 1809) creador del sistema de escritura y lectura táctil que lleva su nombre con el objetivo de crear una mayor conciencia sobre la importancia del braille como medio de comunicación y para facilitar la plena inclusión en la sociedad de las personas ciegas y/o con deficiencia visual.

Entre los derechos humanos se encuentra el derecho a la información y por ello se debe garantizar el acceso a la información en los distintos ámbitos de la vida: educación, cultura,  desarrollo personal y profesional, consumo, ocio, etc. a las personas ciegas o con discapacidad visual. Mientras que hay parcelas en las que esos derechos están garantizados como es el caso de  la educación a través del apoyo de los equipos específicos de atención al alumnado con discapacidad visual, los Centros de Recursos, bibliotecas especializadas ONCE, servicio de tiflotecnología, etc; existen otros ámbitos como el  espacio de consumo, donde la falta de información entraña un riesgo, al convertir a estas personas en consumidores vulnerables, especialmente a la hora de adquirir productos relacionados con la salud o a la seguridad.

En Europa desde 2006, solo es obligatorio distinguir a través del braille  los envases de los medicamentos, por lo que es necesario poner el foco en la desinformación a la que se ven sometidos las personas ciegas y demandar que se establezca un etiquetado universal accesible en el resto de envases. El braille permite a las personas ciegas acceder a una información más precisa sobre el producto que adquieren convirtiéndose en una puerta a la accesibilidad y a la autonomía. 

A falta de una normativa básica basada en las condiciones de igualdad que establece el artículo 149 de la Constitución que regule el etiquetado en braille de los productos de consumo, nos encontramos con campañas como  la denominada Alimentos con su punto  (ONCE  2018) y con algunas empresas que toman la iniciativa en este campo, etiquetando sus productos en braille, por lo que queremos resaltar su labor.  

Entre algunas empresas implicadas con el etiquetado accesible se encuentran :

  • Algunas bodegas de vino como  Bodegas y Viñedos Maires, de la Denominación de Origen Toro, las bodegas Valdelana de la denominación de origen La Rioja, o las bodegas Emilio Toro.
  • Algunas cadenas de distribución como Auchan (Alcampo) que ha convertido en totalmente accesibles 625 productos de marca propia. 
  • Otras marcas del sector de la higiene y la  cosmética  como Sanex que incluyó el etiquetado en braille de sus geles en el año 2000. 
  • Entre las marcas de alimentación nos encontramos con empresas como Solán de Cabras que lanzó su primera botella de agua etiquetada en braille, la marca Kaiku que también lo hace con sus yogures, la firma Hero Baby que etiqueta sus cereales infantiles o la empresa de aceite de la denominación de origen Sierra de Cazorla.
  • Otras empresas como  zapatillas Timperbrand, Costuras do imaginario utilizan el sistema braille en sus productos y empresas como la malagueña Braille4U  que se dedica a realizar señalética y cartelería en braille para hacer el entorno más accesible.
    Si quieres obtener información sobre las normas de etiquetado, la Comisión Braille Española lleva acabo el asesoramiento del etiquetado en braille de productos y servicios y, se encarga de ofrecer información  en todos los aspectos relacionados con la inclusión de datos en braille en envases de productos tales como legibilidad del texto braille, modo de impresión más eficaz, cantidad de información a incluir en el producto, ubicación, etc.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aunque la lista de productos que cuentan con un etiquetado en braille se amplía de forma progresiva, todavía es escasa. Afortunadamente, las nuevas tecnologías han cogido el testigo y están convirtiendo nuestro entorno en lugares más accesibles gracias a algunas Aplicaciones para dispositivos móviles.

Entre las más usadas podemos señalar:

  • Be my Eyes es una aplicación que conecta a personas ciegas o con poco resto de visión con voluntarios que les «prestan sus ojos» para realizar diferentes acciones cotidianas. Una videollamada conecta a ambos y el voluntario puede describir las imágenes que le transmite la persona ciega o con otro tipo de discapacidad visual. Para unirte a la comunidad de Be My Eyes, descarga la aplicación de Google Play o Apple Store y regístrate como usuario ciego/deficiente visual o como voluntario sin discapacidad visual.

 

  • Lookout utiliza la visión artificial para reconocer los objetos y textos que son enfocados por la cámara de nuestro móvil y luego nos los transmite mediante audio. Entre sus funciones la App permite escanear códigos de barras o reconocer la etiqueta de un producto para darnos información sobre el mismo. Esto es muy útil a la hora de hacer la compra o de seleccionar productos en una estantería.

 

  • PocketVision utiliza la Inteligencia Artificial para ayudar a las personas con discapacidad visual a leer cualquier texto por lejos que esté o pequeño que sea. Ya sean documentos, menús, carteles, etc.. PocketVision puede descargarse de forma gratuita en la AppGallery de Huawei y se puede instalar en todos los teléfonos inteligentes Honor.

 

  • Seeing Al es una aplicación gratuita que narra el mundo que nos rodea.  Este proyecto de investigación en curso aprovecha la eficacia de la inteligencia artificial para explicar el plano visual y describir personas, textos y objetos cercanos. Se ha optimizado para su uso con VoiceOver, permite reconocer textos cortos, documentos, productos, personas, escenas, monedas, colores, etc. Se puede descargar desde App Store, funciona con IOS.

 

  • Navilens es una aplicación que ha implementado su funcionalidad y que además de cumplir eficazmente su función como sistema de señalética en transportes, edificaciones y espacios urbanos va a permitir que podamos etiquetar objetos cotidianos de nuestro entorno doméstico.  Los creadores de Navilens han decidido llevar a otro nivel las etiquetas y han creado unas que se pueden utilizar en el día a día para etiquetar elementos de uso personal. Son muy sencillas de configurar y lo mejor de todo: son gratis. Si quieres saber más de Navilens en un artículo anterior en el blog te contamos cómo usar y descargar las etiquetas para una movilidad más autónoma en los centros educativos.  

    El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Esther Páez Romero
Maestra Equipo Específico Atención al Alumnado con Discapacidad Visual Málaga