Aula de dibujo

El diseño arquitectónico de Miguel Fisac fue concebido para un edificio de vanguardia en la España de los sesenta. A pesar de las intervenciones habidas, algunas tan desafortunadas,  aún lo sigue siendo en muchos de sus espacios y, en este sentido, cabría preguntarse cuántos Institutos disponen de un aula de educación plástica específica, independiente en su alzado, con dimensiones que duplican las de cualquier aula y diseñada para trabajar con luz cenital. Lamentablemente, una de aquellas intervenciones requirió al parecer anteponer a su cubierta en dientes de sierra un falso techo que restó gran parte del que fuera su atractivo original. Esta cubierta merece la pena verla ahora desde el exterior con sus secciones triangulares y en forma paralela. El faldón más corto de cada sección está acristalado y orientado al norte, conforme al uso habitual de este tipo de cubierta.

También cabe hablar, en este sentido, de los tesoros “perdidos”, “reconvertidos” o simplemente “degradados” de Martiricos. Estos últimos son recuperables y es una verdadera lástima que la comunidad educativa en su conjunto no haga suficientes esfuerzos en este sentido.  Algunos de ellos también tendrán cabida en esta sección.

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *