Una pequeña introducción a los conceptos ser y conocimiento en Platón.

Una pequeña introducción a los conceptos ser y conocimiento en Platón.

Ignacio Escanuela Romana.

Fuente principal de estos apuntes: David Coble Sarro | El conocimiento de la idea de justicia en Platón.

(1) Platón distingue entre ser por sí mismo y en sí mismo y ser por/para alguien y en alguien. Si veo que el lápiz parece roto al introducirlo en el agua, el ser del lápiz seria no estar roto y el ser para mí (apariencia) seria estar roto. Para Platón la apariencia sensible, como señal del mundo físico, se caracteriza por su multiplicidad y cambio. Algo relativo, y cuyo valor de verdad es reducido. La percepción no da lo que las cosas sean realmente, sino el modo que tenemos de percibirlas. La apariencia sensible lo es de algo, no es un mero contenido subjetivo.

(2) Protágoras no admitía ninguna realidad al margen del sujeto o que no lo sea para el sujeto. Platón se opone: conocer no lo es de algo que sea relativo al sujeto, sino que debe ser independiente al sujeto.

(3) Platón parte de la existencia de algo que es en sí mismo. Este algo es objeto de la definición y es el objeto de la filosofía. Por ejemplo, Platón centra su esfuerzo filosófico en torno al concepto de justicia: Es frecuente hablar de cosas pero con términos sin un significado preciso: en vez de decir como sea la justicia, damos ejemplos. Admitimos que debe haber algo único en la multiplicidad de justicias singulares, por la que estas son llamadas justicias, o sea, justicia; pero no sabemos qué sea. La percepción nos da esos ejemplos, pero no indica la unidad que buscamos.

(4) Para Platón la percepción nos da una multiplicidad de apariencias sensibles de un objeto, y nos indica sus continuados cambios. Pero podemos llegar, desde ahí, a algo común y estable que para Platón será la Forma o esencia de la cosa.

(5) Las Ideas-Formas son “lo que es en sí mismo y siempre conforme a lo mismo” y son el factor que explica el mundo físico, su multiplicidad y fugacidad (Heraclito). El modelo de la Idea determina la evolución’on de las realidades materiales que la imitan de manera imperfecta. Lo que es en sí mismo y siempre igual conforme a lo mismo es una Idea/Forma, modelo o norma para cada una de las formas que presentan las cosas.

(6) Puede entenderse, pues, que el problema central de la filosofía platónica es heredado de Socrates: basar el significado de los conceptos abstractos y las leyes universales en contraposición a un mundo plural y cambiante, donde los ejemplos son heterogéneos y aparecen y desaparecen.

(7) El alma, dice Platon, está constituida por tres partes o disposiciones: lo concupiscible, lo valeroso, y lo racional. Cada una de ellas tiene su objeto propio al que tiende, Lo concupiscible a los placeres sensibles, lo valeroso al honor, y lo racional al conocimiento. Esta tercera parte puede conocer el ser, las Ideas. A lo concupiscible pertenece la percepción u opinión: decir lo que las cosas parecen, que no es la verdad. La razón puede captar lo que las cosas son realmente, la opinión no. Lo que las cosas son es lo común, que las origina y a lo que se asemejan, pero no llegan a ser.

(8) A partir de estos apuntes mínimos sobre conocimiento y ser en Platón vamos, en la sig. entrada del blog, a aproximarnos a la idea de justicia: “Por lo tanto, para tener un modelo hemos estado indagando que es la justicia en sí y qué el hombre perfectamente justo”, La República 472b-d.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *